Ginecología

Climaterio

El climaterio es una etapa, por lo general en la vida adulta de la mujer, caracterizada por la aparición de signos y síntomas asociados a una disminución en la producción de estrógenos. Es un período de involución acompañado de una serie de manifestaciones físicas y emocionales relacionados con cambios biológicos y sociales.

En la UMR tenemos el propósito de brindar a la mujer un servicio de excelencia en los diversos aspectos del cuidado preventivo de la salud, así como en la restauración de la misma, con especial énfasis en Medicina del Climaterio.

Podemos dividir al climaterio de la siguiente manera: siendo los primeros diez años,
(35 a 45) el climaterio temprano; los segundos diez
(45 a 55) el climaterio perimenopáusico, y los últimos diez (55 a 65) el climaterio tardío.

Lo que habitualmente sucede en la segunda década del Climaterio, llamado Climaterio perimenopáusico (o sea alrededor de la menopausia) se inicia la etapa temprana de la sintomatología climatérica. Muchas mujeres (hasta el 80%de acuerdo a estadísticas de EE.UU) experimentan bochornos, uno de los síntomas más característicos de que se está perdiendo o se ha perdido la producción hormonal de ovarios. Estos bochornos, o un equivalente como pueden ser episodios de sudoración nocturnas, pueden aparecer aun antes de que desaparezca la menstruación, especialmente los días previos a que llegue ésta.

Tomar en consideración los bochornos es importante desde varios puntos de vista. Si bien es cierto que ninguna mujer se muere de bochornos, estos alteran significativamente la calidad de vida de quien los padece y, si tiene vida de pareja, también a su compañero y hasta de su familia, ya que pueden alterar su calidad de sueño al presentarse a cualquier hora del día o de la noche, ocasionando incomodidad y despertares frecuentes.

En esta área específica de la Medicina confluyen una amplia gama de especialidades médicas por la diversidad de aspectos a tratar a nivel físico y psicológico; y en la UMR esperamos poder brindar la información más avanzada, verídica y científicamente respaldada con la que contamos en la actualidad para hacer conciencia del papel determinante que un buen tratamiento puede mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes.

Hoy, la medicina ginecológica se preocupa ampliamente de estos temas, tratar el problema del climaterio como una etapa más en la vida, permite que la mujer continúe viviendo confortablemente, manteniendo un balance tanto fisiológico como psicológico en el manejo de los aspectos cotidianos de su vida y su convivencia de pareja.